INICIO
 QUIÉN SOY
   
 CURSOS QUE DICTO
 CURSOS DEL MES
 BIOENERGO-TERAPIA
   
 INSTRUMENTOS DE RADIESTESIA
   
 MIS ASESORADOS
   
 LECTURA AMENA
 NOTAS
 LINKS
   
 FOTOS
 AUDIOS
   
 TERAPEUTAS ENERGÉTICOS
   
 RECIBIR NOTICIAS
 CONTACTARME
   

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com

 

¿QUÉ ES LA RADIESTESIA?

 

La Radiestesia, como todo conocimiento que se precie, existió siempre. Podría decirse que desde el mismo momento que apareció el Ser Humano en la Tierra.

El término Radiestesia (Radio=energía, estesia=sensibilidad) fue acuñado a principios del siglo pasado por el Abate Bouly. Utilizó este término ya que es más acertado que el de Rabdomancia (Rabdos=varilla, mancia=adivinación) pues en sí no se adivina, sino que se percibe la energía.

Hace aproximadamente un millón de años que el hombre primitivo ya utilizaba (tal vez sin saberlo) lo que hoy conocemos como Radiestesia. En aquella época ¿Qué podía ser más valioso que el oro o el petróleo?: el agua. El agua representaba la vida o la muerte según se la detectara o no. No olvidemos que en sus comienzos, el hombre era más intuitivo, menos racional. Esa intuición hacía que pudiera saber en dónde podía haber algún manantial para poder sobrevivir.

Hoy en día, los que nos dedicamos a la Radiestesia, utilizamos distintos métodos y/o herramientas, para hacer todo tipo de detecciones (en presencia y/o a distancia). ¿Cómo se logra esto? Con la mente. La mente es la generadora de todo. Hay un principio Hermético que dice El Universo es mental. Todo está sostenido en la mente del Todo. Así que cuando pienso en agua, voy a detectar agua y no petróleo porque mi mente se conecta con un valor energético determinado. Por eso las personas que son limpias de pensamiento se van a conectar con energías de luz, las que no lo son, también se van a conectar con energías, pero a diferencia de las anteriores, estas energías van a ser de baja frecuencia, densas. Otro principio reza Lo semejante atrae lo semejante.

Los instrumentos utilizados (péndulos, varillas, aurameters, etc.), son extensiones de nuestro brazo, con ellos podemos amplificar pequeños movimientos inconscientes (imperceptibles) y conocer la Respuesta radiestésica que nos da nuestra mente a través del instrumento.

¿Cuáles son las limitaciones que tiene la Radiestesia? Hasta ahora, no conozco límites, éstos dependerán del operador.

 

SABIA USTED:

Que puede detectar energías:

  • En objetos

  • En lugares

  • En personas

  • Que por la propiedad que tienen los objetos de emitir radiaciones, los podemos buscar cuando los hayamos perdidos

  • Que de la misma forma podemos buscar personas o animales

  • Que hay objetos que por su forma pueden armonizar o desarmonizar un ambiente

  • Que cada vez la gente se enferma más por estar expuesta a las radiaciones de la vida moderna (celulares, microondas, T.V., etc.)

  • Que puede chequear los Chakras de una persona a distancia

  • Que puede armonizarle los Chakras con la misma técnica

  • Que hay energías geopáticas que los médicos desconocen y por lo tanto también desconocen que son las causantes de muchas enfermedades (Cáncer, tumores, problemas coronarios, etc.)

 

Por todo esto y mucho más, sería interesante que Ud. descubra, como yo, este apasionante mundo de las energías sutiles.

Para saber sobre los cursos, pulse aquí.

Última actualización 14/08/2013

 

La ciudad de Pisa fue fundada en el siglo VI a JC., territorio antes habitado por ligures y después por los etruscos. Aliada de Roma, se transformó en ciudad de importantes actividades marítimas, que le otorgó prestigio y beneficios económicos como República Marinera. Alcanzó su esplendor en el siglo XII, época en que se inició la construcción del Conjunto Monumental, Catedral, Baptisterio, Campanario y Campo Santo. Toda la obra es de una delicada belleza, pero su fama se debe a la inclinación del Campanario, producto del aflojamiento del terreno. Desde el último piso, el séptimo, Galileo Galilei hizo sus experimentos de la caída de los cuerpos.     -     Los límites del mar Caspio han retrocedido a través de los años debido a la gran evaporación de agua.     -     En junio de 1995 una misión de la NASA debió ser anulada al descubrirse que una pareja de pájaros carpinteros había hecho su nido en uno de los propulsores de la nave.     -     Hacia fines del siglo XIX no existía la odontología y los infelices que padecían un dolor no tenían otra solución que recurrir al "sacamuelas" para terminar con el martirio. Antes de ello recurrían a todo tipo de artilugios para calmar los punzantes alfileretazos: apoyarse la panza fría de un sapo, hacer buches con agua de aceitunas, ponerse granos de salmuera y ante la inutilidad de todo ello terminaban por resignarse. Los "sacamuelas" eran ambulantes y recorrían los pueblos con un carruaje que servía de sala operatoria. Los más avispados iban acompañados por músicos que, mientras el falso dentista hacía su trabajo, tocaban a todo volumen para tapar los gritos del paciente. También los barberos se dedicaron a este menester, ya con domicilio fijo.     -     El primer semáforo se utilizó en Londres en 1869. Era un farol de gas con un vidrio verde y otro rojo, que un policía mostraba a los conductores de carruajes para indicarles el paso o el "stop".     -     Si el aliento a ajo o cebolla de su interlocutor le hace subir la presión, nada mejor para combatir la hipertensión que comer ajo y cebolla.     -     La palabra "sucursal" deriva del latín "Succursus" (socorro). Se aplica a las entidades que auxilian o secundan a una casa matriz.     -     El calendario romano comenzaba en marzo, llamado así en honor a "Martius" (Marte), el dios de la guerra. Luego abril del latín "aprilis", derivado de "aperio" (abrilr), esto es el mes de los brotes (primavera en el hemisferio norte). Mayo provenía de "maius" (mayor), el mes de desarrollo de las plantas. Junio, por "Junius" (la diosa Juno). De allí en adelante los meses eran llamado quinto, sexto, hasta el décimo. Como la modificación se hizo por orden de Julio César, el mes quinto se denominó Julio, por su inspirador; el sexto fue "augustus" por Augusto; el séptimo continuó siendo "séptimus" (septiembre), "octavus" (octubre); "nonus" (noviembre) y "decimus" (diciembre). Enero, en latín "januarius", mes del dios Jano y febrero de "februarius", derivado de "februare" (purificador), mes de las purificaciones.

 

 

  ¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com